Enseñando el ISLAM a nuestros hijos.

As salamu aleykum wa rahmatulahi wa barakatu queridas hermanas. Quiero referirme hoy a un tema recurrente y de mucha preocupación para los nuevos padres musulmanes y especialmente para las madres, y es la formación islámica de nuestros hijos en la sociedad incrédula que vivimos.

Muchas madres se preguntan: cómo voy a enseñar el ISLAM a mis hijos pequeños o adolescentes?, Qué herramientas puedo usar si estoy lejos de una comunidad? Cómo puedo ingresar mi hijo a un colegio islámico cuando en mi zona no hay ninguno? Y así se acumula varias interrogantes validas sobre el futuro de nuestros hijos.

Todos los hijos pequeños quieren mucho a sus padres, los ven como héroes y confían que la opinión de ellos es la única opinión valida del mundo. Esta es una fortaleza que debemos aprovechar a la hora de transmitir nuestra religión.

La mejor manera de hacerlo es con el ejemplo, porque en los primeros años los niños imitan, a manera de juego la vida del hogar, que es su modelo de vida. No hay otra mejor manera de hacerlo, pero significa que los padres deben empezar a adquirir ellos mismos los hábitos islámicos y el estilo de vida del verdadero musulmán.

Los hábitos de nuestros hijos serán el reflejo de nosotros. Si queremos que aprenda el salat debe hacerlo junto a nosotros, hay que enseñarle el Wudu cuando nosotros lo hacemos, enseñarles el ayuno cuando nosotros mismos ayunamos, disciplinarnos con las cosas correctas.

El problema en todo esto son dos cosas: la primera y más importante es que queremos que ellos hagan lo que nosotros no podemos hacer todavía, y lo segundo es que arrastramos maneras equivocadas de tratar los hijos.

Todos los niños necesitan sentirse amados, sentirse aceptados y sentirse seguros. Normalmente nuestra cultura occidental hace que vivamos el yo-yo  y que estemos desnaturalizados con los roles de la familia.

No queremos tener paciencia con los niños y muchas veces somos crueles y no demostramos cariño a ellos.

Si en el hogar nos dedicamos con amor a nuestros hijos, les damos confianza y ellos perciben que son nuestros tesoros, muy difícilmente harán cosas que nos hagan sufrir. Esto incluye cosas muy sencillas como tener tiempo para platicar con ellos, leerles cuentos o narrarles las historias Islámicas de modo que nos entiendan.

Nunca es tarde para cambiar lo que pasa en nuestras familias y creo que esto tan sencillo es la mejor escuela para ellos: Un hogar de musulmanes donde se practique el ISLAM

Puedes descargar este archivo

774total visits,3visits today

Autor Jamila
Etiquetas

Deja un comentario