Suponer y sospechar …

Bismillahi Rahmani Rahim

En el nombre de Dios el clemente el misericordioso.

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Mujámmad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

La confianza es la base para establecer buenas relaciones afectivas y de otra índole, se logra en un proceso que involucre respeto, sinceridad y reciprocidad, hay varios grados y tipos de confianza y de desconfianza, cuando confiamos en alguien y esa persona nos falla, es lógico que nos cueste volver a confiar en otras personas y que seamos más cautelosas, sin embargo hay  personas que no confían y sumado a ello sienten un  miedo irracional  a establecer una relación de confianza con las personas, lo que se conoce como  pisantrofobia y es debido a malas experiencias vividas anteriormente  que han dejado una huella importante en su plano emocional, estas vivencias perniciosas y traumáticas, pueden afectar  todos los ámbitos de la vida de una persona: el laboral, el familiar, el social o el afectivo, incidiendo de manera exponencial cuando la persona afectada siente y percibe que se empieza a involucrar emocionalmente con otra persona.

Cuando dejamos de confiar en alguien es normal sentirnos traicionados y que  tengamos ciertos recelos a volver a confiar en alguien, cómo musulmanas se nos invita a aplicar justicia, y ello es también reconocer que toda persona tiene actos buenos y malos y no a generalizar por un solo acto malo o por el pasado que la persona nunca va a cambiar. El islam nos invita a ser justos y misericordiosos con toda la creación, muchas veces elegimos suponer y no preguntamos: qué pasó? por miedo a enfrentarnos a la realidad. Cuantas veces nos hemos indispuesto con una persona porque no cumplió con nuestras expectativas  y “nos tomamos personal” cualquier comentario que hace?  Cuantas veces perdemos el control cuando sentimos nuestro ego herido por las palabras o acciones de alguien? Cuántas veces hemos visto que las comunidades se dividen por los comentarios imprudentes o negligentes de alguien?  Acaso nos hemos dejado llevar por una primera mala impresión de alguien o por comentarios inescrupulosos de personas con cizaña en su corazón? Las musulmanas y los musulmanes hemos recibido una advertencia para conservar las bendiciones de nuestras buenas obras realizadas:

“¡Oh, creyentes! Eviten sospechar demasiado [de la actitud de los demás] pues algunas sospechas son un pecado”. (Corán 49:12)

Cuando sospechamos estamos desconfiando, damos rienda suelta a los malos pensamientos, a la imaginación para inventar fantasías, posibilidades e ilusiones. Un grado de duda puede estar bien, nosotros no confiamos en el mismo nivel en todas las personas, por ejemplo la confianza que depositamos en las instituciones públicas o privadas, no es la misma que la que desarrollamos en las relaciones interpersonales, como tampoco es igual a la confianza que tenemos con el funcionamiento de los electrodomésticos, la tecnología, y mucho menos con la confianza en nuestro creador, somos musulmanas por la misericordia de Allah que nos ha guiado, de otro modo seguiríamos a el maldito satanás con sus engaños.

[No hagáis ni digáis nada si no tenéis conocimiento. Por cierto que seréis interrogados en qué habéis utilizado el oído, la vista y el corazón.] (17:36)

Si eres de las personas que le cuesta confiar pero quieres agradar a Allah, entonces nuestra primer tarea es Aceptar el dolor, puede ser aceptar que habíamos idealizado a alguien cómo perfecto astagfirullah, cuando la perfección es un atributo que corresponde a Allah, no podemos minimizar lo que paso, o decir paso la página de éste capítulo de mi vida y miro a otro lado negando los propios sentimientos, esto no es sano y puede generar resentimiento que tarde o temprano saldrá con comentarios, enojo o pequeñas venganzas. InshaaAllah debemos aceptar lo que ha ocurrido y que eso nos llevó a desconfiar de una o varias personas, aceptar como un suceso del pasado, del cual aprenderemos. Ahora es momento de dejar de sufrir por ello, es el momento de  permitirte hacer un proceso de  duelo completo si buscas volver a confiar nuevamente sea tu pareja, un familiar, tu comunidad, etc., mirarnos con misericordia, ya que Allah es infinitamente misericordioso con nosotros.

Quiera Allah hacernos de las personas sinceras, de las que buscan las virtudes en las personas y no las fallas, de las que evitan las sospechas y confían, de las que creen que Allah enaltecido sea, sabe más y mejor, y si él permite que las cosas sucedan es porque traen un bien para nosotras aunque ese bien de momento parezca escondido. Alhamdulillah por todas las situaciones que ponen a prueba nuestra fe y nos fortalecen en el bien como musulmanas.

 

María del Pilar Mena Parra

Musulmana Colombiana.

Puedes descargar este archivo

23689total visits,1visits today

Autor Maria Del Pilar
Etiquetas