Boda musulmana

Bismillahi Rahmani Rahim

En el nombre de Dios el clemente el misericordioso.

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Mujámmad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

La boda soñada no siempre es la más lujosa, costosa o con el mayor número de invitados y en cuanto a bodas musulmanas esto no es excepción, Al Walimah (La fiesta de bodas) es una celebración para agradecer a Allah el permitir a los nuevos esposos hacer lo correcto y las bendiciones recibidas. Hay celebraciones para todos los gustos,  muchas mujeres, especialmente las no musulmanas comprometidas con musulmanes y las musulmanas nuevas, no saben diferenciar la sunnah  de las tradiciones culturales en cada país, la confusión se debe en parte a que hoy día los medios de comunicación masiva muestran a los hombres árabes empresarios como si todos fueran musulmanes y millonarios, y esto no es así, hay hombres musulmanes en todos los países del mundo y pertenecientes a todas las clases sociales. Cuando las noticias muestran cómo una parte del mundo muere de hambre y no tiene sus derechos básicos satisfechos, y también muestra, cómo otros tienen dinero a manos llenas, muchas mujeres piensan en el matrimonio cómo la tabla de salvación a la pobreza económica,  crece así una enfermedad social que es “gastar en exceso y despilfarrar en la celebración de fiestas y bodas por ostentación”, astagfirullah, olvidando que el día del juicio serán interrogados sobre la forma en que usaron ese dinero, así se crean estos imaginarios colectivos que conviene aclarar:

Narró Abu Hurarirah , que Allah esté complacido con él,  que el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, dijo: “ La peor comida es una fiesta en que se rechazan a los que desean asistir (los pobres) y se invita a que aquéllos que se niegan a concurrir (los ricos). Muslim.

Estamos de acuerdo que celebrar un matrimonio está permitido, y se debe tener la intención de invitar a ambos, tanto al rico como al pobre, lo que aveces se pasa por alto es que algo de la comida debe darse a los pobres como una forma de agradecer a Allah, Alabado sea, por Sus bendiciones. El matrimonio es un acto de adoración a Allah, al acercarnos a un matrimonio debemos esforzarnos por mantener pura nuestra intención de adoración, no preocuparnos  en exceso por impresionar a los invitados, hay quienes se esfuerzan en que la decoración y comida se vea perfecta, pero no ponen el mismo esfuerzo y entusiasmo al momento de resolver un conflicto de pareja, en algunos países se realizan fiestas de tres días como tradición cultural y no religiosa, mis queridas hermanas, tengamos cuidado con eso,

Narró ibn Mas’ud: “ El Profeta sws dijo: “ La comida del primer día es un deber, la del segundo día es Sunnah, la del tercer día es para aparentar, y si alguien hace algo para aparentar, Allah lo descubrirá ( en la otra vida). Tirmidhi. Bujari e Ibn Maya.

Para celebrar éste acontecimiento que sin duda cambiará tu vida , no es necesario usar un vestido lujoso, blanco, y tener un gran banquete, todo depende de los recursos. De acuerdo a los  gustos, los alimentos que se comparten pueden ser tan sencillos como agua, dátiles, queso, crema, frutas y cordero o carnes si les es posible. Organizar tu fiesta de bodas da cuenta que el matrimonio es un decisión planeada, pero también debes prever hasta donde puedes gastar sin exagerar, y hasta donde dejarás que tu esposo gaste sin endeudarte para complacer a la sociedad, incumpliendo posteriormente con derechos mínimos que tiene la esposa como el derecho a tener de comer, de  vestirse y una vivienda convenibles. Cuando una mujer pide a su futuro esposo gastar mucho  en la fiesta de celebración, puede poner de entrada en riesgo la economía familiar, olvidando que uno de los derechos del esposo es que su esposa cuide de sus bienes, preservarlos y cuidar su honor. Con esto no quiero decir que se promueve la tacañería, esa no es la idea, es ser justos y gastar con prudencia, la tacañería es un rasgo de personalidad que hay que observar con cuidado, hay quienes teniendo ‘les duele gastar el dinero’, tal es el caso de el hombre tacaño que siente que todo gasto es excesivo, no gasta por miedo a que su recurso se agote y que nuestro creador no vuelva a proveerle.

Que allah facilite el matrimonio a quienes tienen la intención de agradarle con un matrimonio acorde a la sunnah y que celebremos deseando felicidad e infinitas bendiciones a cada pareja que contraiga matrimonio in shaa Allah. Los errores son míos los aciertos de Allah, espero hayas encontrado un beneficio en éste escrito.

María del Pilar Mena Parra

Musulmana Colombiana.

Puedes descargar este archivo

22415total visits,3visits today

Autor Maria Del Pilar
Etiquetas

Deja un comentario