Reflexiones 3.-Los hombres que nadie quiere (Parte 1/3).

Bismi Allahi alrrahmani alrraheemi.

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados y atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero. Oh Allah Bendice a Mujámmad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

Esta sección se enfoca en compartir reflexiones que en nuestro día a día podemos tener como musulmanes. Algunas son propias, otras de hermanos y hermanas que insha Allah, intentamos vivir día a día en el recuerdo y en la observancia de los signos de Allah. Dice Allah en el sagrado Corán: “Él es Quien ha creado las estrellas para que puedan guiarse por ellas en la oscuridad de la tierra y del mar. Dios ha evidenciado los signos para quienes reflexionan”. (Corán Sura 6, aleya 97). Todo ello con la esperanza de acercarnos día a día a su complacencia: “Este es el sendero recto de tu Señor. He hecho claro el mensaje para quienes reflexionan” (Sura 6, aleya 126).

Reflexiones 3.-Los hombres que nadie quiere (parte 1/3).

El matrimonio en el Islam es considerado  una forma de encontrar tranquilidad para el alma y sosiego para la mente. Exhorta mediante el matrimonio a que el hombre y la mujer puedan vivir juntos en una atmósfera de amor, misericordia, armonía, cooperación, consejo mutuo y tolerancia, estableciendo las bases para la construcción de una familia musulmana.

Dice Allah en el Corán: Y entre Sus signos está haberos creado esposas de entre vosotros para que encontréis en ellas sosiego, y puso entre vosotros amor y misericordia (…) (30:21).

El matrimonio es considerado una unión entre dos seres, en el sentido más profundo. Allah une estas dos almas para que puedan disfrutar con tranquilidad y estabilidad una vida conyugal llena de amor sincero y misericordia.

Para ello las mujeres musulmanas con conocimiento y entendimiento de su religión saben que el estatus que da el Islam a la mujer es muy alto.  Los hijos musulmanes pueden encontrar el paraíso en los pies de su madre y esta es merecedora de un trato tres veces más amable que el padre (sahih bukhari 5971). Los padres musulmanes pueden encontrar la entrada al paraíso cuidando y apoyando a sus hijas hasta su madurez (ibn Hambal, 2104). Allah pide al esposo musulmán el trato amable para su esposa.

Dice Allah en el sagrado Corán: (…) Traten amablemente a las mujeres en la convivencia. Y si algo de ellas les llegara a disgustar [sean tolerantes], puede ser que les desagrade algo en lo que Dios ha puesto un bien para ustedes  (Corán 4:19).

Es muy importante saber que las mujeres musulmanas tienen importantes derechos que se toman en cuenta antes de elegir a un musulmán para contraer matrimonio. Conocer estos derechos es trascendental ya que es una forma de protegerse de los bandidos matrimoniales que se aprovechan del desconocimiento de las mujeres respecto al Islam, su correcta práctica y las altas exigencias que se le hacen al hombre en el buen trato y cuidado de su esposa.

Continua…

Quiera Allah que la intención de compartirles esta reflexión sea para alcanzar su complacencia. Insha Allah sea de beneficios para los hermanos y hermanas, que tenemos la maravillosa experiencia de ser conversos/regresados al islam y que vivimos en minoría en nuestros países. Quiera Allah hacernos de los que reflexionan, de aquellos dotados de intelecto. Dice Allah en el sagrado Corán: “Dios concede la sabiduría a quien quiere, y sepan que a quien le haya sido concedido este don ha recibido una gracia inmensa. Solo reflexionan los dotados de intelecto (sura 2, aleya 269).”

 

Puedes descargar este archivo

1340total visits,2visits today

Autor Jessica Martinez
Etiquetas