Pogonofilia y pornografía.

En el nombre de Dios el clemente el misericordioso.

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Mujámmad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

Alhamdulillah por la posibilidad de ver, mirar y observar, recordemos que aunque los tres actos tengan que ver con la visión no son lo mismo, ya que en cada uno de estos actos la intencionalidad y el tiempo dedicado al acto varía, debemos aceptar que hay personas  y cosas en las que nos detenemos visualmente y esto es  tan delicado que Allah en el sagrado corán nos dice (traducción del significado):

 “Por cierto que seréis interrogados en qué habéis utilizado el oído, la vista y el corazón” (al-Isra’ 17:36).

En el islam no hay tabú para hablar de temas relacionados con la sexualidad, lo que existe es pudor de tratar  temas de sexualidad e intimidad con determinadas personas o en ambientes sociales en los que no hay confianza de confidencialidad y respeto. En términos generales cuando se nos pregunta a las mujeres musulmanas qué es lo qué más seduce de un hombre, en su mayoría se remiten a mencionar atributos de su personalidad: inteligencia, alegría, piedad, osadía y seguridad, en lo material que sea un buen proveedor y en la apariencia física uno de los aspectos relevantes es si usa o no barba.   “Entre gustos no hay disgustos,” dice un refrán usado en Colombia,  y hay mujeres y hombres que tienen claridad sobre la apariencia física que buscan en una pareja en consideración a que ello facilita la excitación erótica, hay otras personas a quienes no les importa cómo se vea su posible pareja o pareja si no lo que use ( guantes, zapatos rojos, bragas, botas, calzoncillos, corbatas, ropa con transparencias, ropa de vinilo, ropa infantil, etc. Hay casos en el que la atracción es por partes del cuerpo como pies, unos glúteos o senos grandes )  convirtiendo lo que usa o el contacto con esa parte del cuerpo en un fetiche, así el objeto o la parte del cuerpo es realmente mucho más excitante que la persona en sí, algunos autores cuando de partes del cuerpo se trata no lo consideran fetiche, si no fijación.  Puede ser que en éste punto te preguntes: Porqué los musulmanes y musulmanas debemos prestar atención a esto? mis queridas hermanas, el riesgo está en que  en algunos casos el objeto fetiche se convierte en un objeto de devoción, que desplaza incluso a los actos de adoración a nuestro creador.  El fetichismo sexual  se refiere a que la presencia del fetiche es necesaria para la excitación sexual y las musulmanas y musulmanes como seres humanos podemos caer en estas conductas, desplazando a la pareja o provocandole daño psicológico en casos extremos.

La barba es considerada por muchas mujeres y hombres como un aspecto que incrementa el atractivo sexual y una de las tendencias de moda más importantes de los últimos años, hay muchas formas de llevar la barba y esta es usada por musulmanes y no musulmanes, por eso muchos hombres sin ser musulmanes que han optado por un cambio de look deciden dejarse la barba poblada y aveces por la calle resulta inevitable para una mujer musulmana dar más de una mirada a un hombre que lleve barba, astagfirullah. La atracción por los hombres con barba puede ser un gusto pasajero, en otros casos puede deberse a la  pogonofilia es decir  una atracción muy fuerte y desmedida de parte de una mujer hacia cualquier hombre con barba. Hay personas que se activan sexualmente con tan solo ver fotos de hombres con barba y esto abre la puerta a practicas fetiches y pornografía. Una de las creencias básicas de los musulmanes es ser sumisos y obedientes a Allah (Subhanahu Wa’Tala) y no esclavos de nuestras pasiones y deseos.

Un atracción transitoria por la masculinidad que proyecta un hombre con barba es normal, pero la atracción desmedida hacia cualquier hombre en la que resulta difícil controlar la mirada hay que prestar atención. El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“El ojo comete fornicación y adulterio; lo hace cuando mira (lo que no debe)”.

 Narrado por al-Bujari, al-Isti’dhán, 5774.

Internet es nuevo y facilita la vida en muchos sentidos, pero también ha posibilitado que cada día se más difícil para algunas personas luchar contra enfermedades del corazón y defectos de carácter como la lujuria, la gula, la pornografía y las adicciones sexuales. Una adicción sexual es una necesidad compulsiva que altera tu vida y  es evidente para las personas cercanas a ti en el mediano y largo plazo,  en una persona que es adicta sexual su cerebro estará ocupado la mayor parte del tiempo con imágenes sexuales continuas.  Algunos indicadores son: querer estar solo o sola y pasar mucho tiempo en internet, preocupación por borrar historial de navegación, realiza actividades sexuales secretas, aplaza tareas importantes para dar rienda suelta a la satisfacción de la adicción, se recrea imaginándose teniendo relaciones sexuales con personas que no sean el/la  esposa, las expectativas y creencias de pareja cambian y ahora desea el ideal de los actores o actrices, personajes públicos, e incluso personas de tu comunidad o compañeros de trabajo.

Se denomina pornografía al género y al material que contiene y reproduce en cualquier formato (gráfico, visual) actos o relaciones sexuales de tipo explícito con el objetivo de despertar en el espectador o lector excitación y estimulación sexual. Algunas personas no saben que son adictas a la pornografía pues consideran que lo que consumen es suave y el tiempo dedicando a ello es en cantidad baja, y por ello no han notado que su frecuencia es fija, puede ser una vez a la semana, pero si en una semana no le es posible acceder al material se presentan respuestas de abstinencia como el malestar, enojo o ansiedad. La pornografía se basa por completo en la fantasía y escenas imaginarias que por lo general nunca van a ocurrir en la vida de nadie, sus formas varían de una persona a otra, por ejemplo hay personas adictas a la lectura de novelas pornográficas; otros serán adictos a la pornografía suave donde las partes privadas no se muestran por completo; algunos  ven películas o cámaras en vivo de porno duro, mientras que otros irán al extremo y ven incluso vídeos sobre homosexualidad y practicas con animales, masoquistas o sádicas. No sé trata de cuestionar que  nivel de pornografía consumes. Si eres de las personas que se esconde para ver pornografía y cree que no está mal porque lo haces cada día sin que nadie lo sepa, te recuerdo que el  Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“La virtud es buen carácter, y la maldad es lo que se remueva dentro de ti y no te gusta que la gente lo descubra.” [Relatado por Muslim]

Identificar la causa es un ejercicio individual, puede ser que todo se iniciara para lidiar con el estrés, la soledad, el insomnio, porque te sentías inseguro o insegura de tu cuerpo, por curiosidad, por el rechazo permanente de tu pareja, etc. Si conoces a alguien que compartió su debilidad contigo, sugiero dejar de hacer juicios sobre las personas que se enfrentan a este problema y empezar a tratar esta adicción como una enfermedad real, estos casos regularmente no se resuelven solos, se necesita acompañamiento de la pareja y de un profesional. No divulgues esta situación, no avergüences a tu hermano o hermana, no hagas que pierda su vergüenza o pudor por completo, si no quieres protegerle, antes de divulgarlo y ponerle en situación de vergüenza entonces piensa en ti  y protégete ya que eventualmente puedes caer en ese pecado. Se narró de Mu’adh ibn Jabal -radi Allaahu ‘anhu- que el Mensajero de Allah -sallAllaahu ‘alayhi wa sallam- dijo:

{Quien avergüenza a su hermano por un pecado, no morirá hasta que lo haga también}     [Recopilado por at-Tirmidhi

Solo Allah sabe lo que hay en cada corazón, por eso el matrimonio es una protección, ciertamente algunos hombres exigen a las mujeres que se cubran mientras ellos no lo hacen, les exigen recato mientras ellos se la pasan hablando dulcemente a las mujeres,  tal vez ellos no sean conscientes que perjudican a algunas mujeres que día a día intentan mantener la calma controlando sus deseos esperando que Allah decrete un esposo para ellas para hacer lo correcto, pero si es nuestra responsabilidad como mujeres invitar a aquelllos hombres a hablar y vestir de modo apropiado para un musulmán, a que nos den ejemplo del deber ser. Hay estudios que concluyen que el consumo de pornografía se asocia con una baja religiosidad, a enfermedades del corazón como la gula y la lujuria, si en este momento la crisis de fe te acercó a los placeres sexuales ilícitos, no te alejes del islam, aferrate a nuestro creador, si tu pareja te confiesa que es adicto al consumo de pornografía ayúdale a encontrar ayuda profesional, Umar Ibn Al Jattab (que Allah este complacido con él) dijo:

“Si veis a uno de vosotros caer (en el pecado), aconséjenle, pidan por él y no ayuden a Shaytaan en su contra (insultándolo, etc.).”
[Tafsir al-Qurtubi, 15/256]
 Las mujeres también miramos y ahora que se acerca el mes bendito de ramadan podemos lograr in shaa Allah hacer cambios en nuestras vidas. Debemos tener presente que cuando una persona es sincera en su arrepentimiento, reza a Allah, y le pide: mantenme sana o sano y seguro de las tentaciones de Satanás, Allah el Dios único le protege de sus susurros e insinuaciones. Allah dijo en el sagrado Corán (traducción del significado): “Sabed que Allah siempre le dará una salida a quien Le tema” (at-Taláq 65:2).

Le pedimos a Allah que nos perdone de los pecados que recordamos y de aquellos que hemos olvidado, que nos permita ser mejores personas y ser de las personas de buen carácter, virtud, piadosas, sinceras, justas y misericordiosas, de las que escuchan y siguen la guía correcta. Amiin.

 

María del Pilar Mena Parra

Psicologamariam musulmana Colombiana.

Puedes descargar este archivo

1270total visits,15visits today

Autor Maria Del Pilar
Etiquetas