Tu realidad …

En el nombre de Dios el clemente el misericordioso.

Todas las alabanzas pertenecen a Allah, lo glorificamos y nos encomendamos en Él. Nos refugiamos en Allah del mal que hay en nuestro ego y del que puedan generar nuestras malas acciones. A Quien Allah guía, nadie lo podrá desviar, pero a quien Él desvíe, nadie lo podrá guiar. Atestiguo que no hay otra divinidad excepto Allah, Único, sin asociados. Atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero. ¡Oh Allah! Bendice a Mujámmad, su familia, sus compañeros y todos los que sigan su guía hasta el Día del Juicio Final.

Algunas experiencias que no nos gustan nos producen memorias que ligamos a dolor y malos recuerdos, aveces hasta nos aferramos a esos hechos para justificar reacciones de venganza, sin detenernos a reflexionar entorno a que lo que nos despierta una emoción no es el hecho en sí mismo, sino la interpretación desde nuestra subjetividad que hacemos. Te gustaría cambiar la forma en como recuerdas algunos sucesos y fluir en calma, paz y amor? Si tu respuesta es sí, te invito a que practiquemos estos tres pasos:

  1. Abandona la resistencia, acepta lo ocurrido. Sí, acepte que aquello que le dijeron le hirió y le produjo inseguridad, miedo, tristeza o enfado, ese es el primer paso para integrar algo, acepta que la otra persona te hablo desde su herida y que ésta puede no tener nada que ver contigo. Acepta en la justa medida lo ocurrido, con objetividad, no magnifiques la situación, no recurras al drama y la tragedia, lo ideal es conseguir llegar a un estado en el que puedas darle la importancia justa a  todos los problemas.
  2. Resignifica positivamente, permítete contemplar de manera diferente tu vida y todo a tu alrededor. Reconstruye lo vivido tomando perspectivas diferentes desde la gratitud, pensando en ganar aprendizaje. Lo que pasó pasó, una vez que se ha aceptado, se analiza desde varios escenarios empáticos, es decir te pones en los otros lugares, el de los otros protagonistas y así se puede dar una interpretación más positiva. Luego para que la experiencia sea trascendental y positiva responde para ti ¿Qué puedo aprender de todo esto? ¿Qué beneficio me aporta? y agradece, Alhamdulillah por todo.
  3. Busca buena compañía y verbaliza tu intención de cambiar para mejorar, es interesante contar con alguien que te ayude a  mantener tu intención y a fortalecer tus nuevos hábitos,  el habito de amar más y odiar menos, el de no engancharse en discusiones que solo te desgastan,  no te aferres al sufrimiento y al mal habito de ahogarse en un vaso con agua, elige la compañía de aquellas personas que buscan la complacencia de Allah, una buena compañía es la que te recuerda obrar bien y hacer buenas obras de modo constante, escucha a quien te dé un enfoque diferente, más amplio, más pacifista.

Recuerda que sea cual sea el problema que tengas, es decisión tuya elegir la actitud que vas a tomar ante él, tu respuesta la eliges, tu realidad puede ser cierta desde tu perspectiva, pero las otras realidades también. No cedas ante las pasiones, purifica tu intención y ten presente que el amor más grande es aquel por la causa de Allah.

‘Umar Ibn Al-Khattab -radiyallahu anhu- dijo:

“No permitas que tu amor se convierta en apego, ni que tu odio se convierta en destrucción.”

Fue preguntado: “¿Cómo es eso?”

‘Umar respondió:

“Cuando amas a alguien, [luego] te vuelves obsesivo [con esa persona] como un niño, y cuando les odias [a quienes antes amaste con apego obsesivo], deseas [entonces] ver que sean destruidos.”

[Al-Adab Al-Mufrad No. 1322]

 

El profeta de la misericordia nos invita a ser misericordiosos entre nosotros ya que el ser humano es capaz de dañarse a sí mismo, de ser injusto consigo mismo, si hemos cometido injusticias pidamos perdón a Allah, el perdonador, recurramos a  la acción de  disculparnos ante Allah a la cual se le llama “Istigfar” y se expresa con las palabras: “Astágfirullah”. Tengamos esperanza en que seremos perdonados, dice Allah en el sagrado corán:

¡Siervos míos que os habéis excedido en contra de vosotros mismos, no desesperéis de la Misericordia de Allâh, es verdad que Allâh perdona todas las faltas, pues El es el perdonador, El Compasivo” (Corán 39-50)

Por otra parte, una manera de pedir perdón es realizar buenas obras:

“…es cierto que las buenas obras borran las malas. Esto es un recuerdo para gentes que recapacitan”.  (Corán 11-114)

Seamos de las personas que se esfuerzan por tener un corazón sano, saludable, las personas saludables son amorosas con los demás, que tu ego herido no te haga herir a las personas, no confundas amor, con apego y miedo. Astagfirullah por el pasado, Alhamdulillah por el presente e inshaaAllah por el futuro.

 

 

Maria del Pilar Mena Parra

Musulmana Colombiana

psicologamariam@gmail.com

 

Puedes descargar este archivo

638total visits,1visits today

Autor Maria Del Pilar
Etiquetas